Copyright Cine Dominicano
HomeArtículos10 mascaras de cine terroríficas

10 mascaras de cine terroríficas

10 mascaras de cine terroríficas

Ocultar la cara a la hora de cometer un crimen, es una de las variantes más dominantes del cine de terror, bien para ocultar la identidad de quien asesta las puñaladas, o para que no se vean deformidades faciales más terroríficas que la propia máscara.

Vamos a repasar las máscaras más relevantes dentro de nuestro género favorito, y que más de uno se habrá puesto alguna vez en carnavales o en el implantado Halloween:

JASON VOORHEES

Abrimos con uno de los asesinos con más secuelas a sus espalda, Jason Voorhees en la saga Viernes 13. Hay que recordar que no es hasta la 3ª parte cuando Jason porta por primera vez su mítica máscara, ya que en la primera no aparece y en la segunda lleva un saco. Estamos ante una simple máscara de hockey, sin ninguna particularidad, salvo unas marcas rojas a modo de cejas sobre los ojos, y otras dos en las mejillas.

GHOSTFACE

Posiblemente la máscara que más personas diferentes han llevado dentro de una saga, y es que Ghostface no es un personaje, si no una identidad que utilizan los diferentes asesinos de cada una de las entregas de la franquicia. En esta ocasión estamos ante una simple máscara de goma acompañada de una tela que tapa la parte posterior de la cabeza, a la que se añade una capucha. La imagen es de un fantasmas asustado, que fue modificado en la reciente serie de televisión de la MTV por problemas de derechos.

LEATHERFACE

Nada mejor que la piel humana para hacer una verdadera máscara. Eso es lo que el bueno de Leatherface utiliza para cubrir su rostro, arrancada de las caras de sus víctimas. No está muy elaborada, ya que porta remiendos por doquier con las costuras bien pronunciadas, pero sin duda es terrorífica delante de las cámaras. Los agujeros de la boca y los ojos están realizados sin ningún cuidado…

THE COLLECTOR

Esta reciente saga, que a día de hoy está formada por sólo dos entregas, nos mostraba una máscara bastante curiosa. En principio viene a ser una especie de pasamontañas, pero hecha con una especie de cuero duro que va atado por cuerdas en la parte trasera como si fuera un corset. El resultado es bastante aterrador.

MICHAEL MYERS

Una mascara terrorífica de lo más simple. No es más que una cara de color blanca que gesticula un gesto serio, que cubre todo el cuello y que además tiene pelo artificial bastante enmarañado. Sin embargo, Rob Zombie en su remake la ensucia y la deteriora bastante, dando un efecto aún más terrorífico.

HANNIBAL LECTER

En esta ocasión, estamos ante una mascara que viene a hacer el efecto de un bozal. Es la que porta el caníbal Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos, con el fin de que los funcionarios de prisiones y el FBI puedan transportarle sin perder ningún dedo… Cubre media cara, nariz incluida, y la boca la deja al aire pero con unos hierros que evita el mordisco.

LOS EXTRAÑOS

Este intenso thriller nos muestra 3 máscaras bastante interesantes, pero centramos la atención en la del personaje masculino, un saco con dos remiendo pronunciados y dos agujeros para los ojos. La boca está simplemente pintada, pero teniendo en cuenta lo poco comunicativo de su portador, es suficiente…

TOMAS

Vamos con una máscara made in Spain. En este caso la que lleva Tomás en la película de J.A. Bayona, El Orfanato. Volvemos a recurrir a un saco, pero esta vez con un pelo hecho con lana muy gorda, con un ojo al descubierto y el otro tapado con un botón. Todo ello con boca, mejilla y nariz dibujada a modo de payaso de circo. Si además le sumamos que lo porta un niño fantasma, ¿puede ser más aterradora?

TU ERES EL SIGUIENTE

Un lobo, un oso y una oveja son las terroríficas máscaras que presente el slasher Tú eres el siguiente. Son de lo más simple, blancas en su totalidad, y con un gesto muy serie y frío. Se destaca con color simplemente la punta de la nariz. La máscara es acompañada de una vestimenta oscura, y de armas tan peculiares como ballestas, machetes, hachas…

SAW

La cara de cerdo es la que utiliza en sus fechorías John Kramer (o mejor dicho sus secuaces) para secuestrar a sus víctimas, que después despiertan dentro de algún juego macabro. En esta ocasión es una careta de plástico de cerdo, con un hocico muy pronunciado y la boca cosida. En la pantalla su portador suele llevar una especie de bata negra con los bordes rojos.

 

Fuente: http://www.abandomoviez.net/

Share With:
Rate This Article
A %d blogueros les gusta esto: