Copyright Cine Dominicano
HomeArtículos“The time of my life”, lo que aprendimos con el cine de los años 80

“The time of my life”, lo que aprendimos con el cine de los años 80

“The time of my life”, lo que aprendimos con el cine de los años 80

“Cazafantasmas” dejó ver que la amistad masculina no tiene por qué ser inmadura; “La chica de rosa” que la personalidad no depende de tu vestido; y “Regreso al futuro” que los padres son tan complicados como los hijos. Son algunas lecciones que dio el cine de los 80, según el ensayo “The Time of My Life”.

Su autora, Hadley Freeman (Nueva York, 1978), periodista del diario británico The Guardian, combina análisis, entrevistas, un agudo sentido del humor y sobre todo un gran amor por las películas con las que se hizo adulta en esta revisión del cine comercial de los 80, que publica en España la editorial Blackie Books.

La tesis que defiende es que títulos como “Dirty Dancing”, “Magnolias de acero”, incluso muchas de Eddie Murphy, están a años luz de las superproducciones que alumbra hoy Hollywood en cuanto a valores humanistas, como la amistad, la valentía o el feminismo.

Una tesis que choca con ese pensamiento crítico tradicional que cree que precisamente en los 80 todo empezó a torcerse, frente a la edad dorada del cine de autor de los 70 (Robert Altman, Michael Cimino), pero que sobre todo deja en evidencia al cine más reciente.

“Es terrible ver películas como ‘Twilight’ -señala Freeman a Efe- donde la chica sufre muchísimo y cambia de especie para complacer a su novio. Molly Ringwald de ‘La chica de rosa’ jamás haría eso, nunca aguantaría a un vampiro que la trata mal”.

La idea de hacer este libro se le ocurrió escribiendo un artículo sobre el aborto en el cine, a raíz del éxito de “Juno” (2007).

“Volví a ver ‘Dirty Dancing’ y me di cuenta de que era una película sobre la importancia de legalizar el aborto, disfrazada de romance adolescente”, señala. Eso le llevó a revisar la descripción de las mujeres en títulos de los 80 y los 90, y éstos últimos no salían muy bien parados.

“No hay equivalentes modernos de títulos como ‘Magnolias de acero’ o ‘Hechizo de luna'”, subraya la autora, que basa muchas de sus conclusiones en entrevistas con protagonistas de la época, como Michael J. Fox, John Landis, Matthew Broderick, Kathleen Turner o Geena Davis, entre otros.

De “La princesa prometida” destaca que es una película sobre el amor en un sentido amplio, sin excluir el dolor, y que fue pionera en dirigirse al mismo tiempo a niños y adultos, algo por lo que Pixar está en deuda con ella.

De “Regreso al futuro”, que pese a ser un filme de adolescentes los protagonistas reales son los padres y que invita a comprenderlos mejor, atreviéndose con situaciones que hoy serían políticamente incorrectas como que la madre se enamore de su propio hijo.

Y de “Cazafantasmas”, que representa la amistad masculina de manera adulta -hombres que se divierten juntos y permanecen unidos frente a la adversidad- frente al “supermacho disfrazado con bazuca” de “Top Gun” -y su homoerotismo oculto- o el hombre “infantilizado” de los filmes de Judd Apatow.

Freeman cree que esa “infantilización” se extiende a las mujeres en series actuales como “Girls”, producida por Apatow. “Lena Dunham (su guionista, directora y protagonista) es una escritora increíble”, apunta, “pero presenta a las mujeres como niñas que se resisten a crecer y discuten por cosas estúpidas, es una visión muy estrecha de la vida”.

Una de las comedias románticas favoritas de Freeman es “Cuando Harry encontró a Sally”, que en su opinión habla del amor de forma creíble, sin que la mujer se limite a volverse loca por el hombre ni parezca una diosa de la belleza.

La autora del guión, Nora Ephron, precisa que de lo que trata realmente esta película es de lo diferentes que son los hombres y las mujeres.

“Los hombres no quieren ser amigos de las mujeres. Los hombres saben que no entienden a las mujeres y no se preocupan demasiado por eso. Quieren amantes, esposas, madres, pero no les interesan como amigas. Ya tienen amigos”, sostiene.

“Por su parte las mujeres se mueren por ser amigas de los hombres. Las mujeres saben que no entienden a los hombres y eso les preocupa. Creen que si consiguen ser amigos llegarán a entenderlos y además, y este es su mayor error, los ayudarán”, añade.

El libro incluye también listados, desde las mejores baladas rock que aparecen en las bandas sonoras a los mejores montajes o las mejores citas, encabezadas por una de “Dirty Dancing”: “No dejaré que nadie te arrincone, Baby”.
© EFE 2016. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Artículo tomado de : http://nr.news-republic.com/

AGENCIA EFE

Share With:
Rate This Article
A %d blogueros les gusta esto: